Aukeratutako atala ◊ Harremanak - Lekukotzak ◊

• Astelehena, Iraila 09th, 2013

Basques-Iberiansen honi buruzko artikulua agertu da:

Es muy importante la opinión del vascólogo Koldo Mitxelena sobre los textos ibéricos en lengua para determinar el grado de parentesco entre  el vasco y el íbero. Son conclusiones que creemos positivas, pese a la insuficiencia de sus traducciones.

Hay que reconocer que fue capaz de identificar un grupo de palabras al cual calificó de pertenecientes al idioma euskera. Mucho más de lo que han hecho la mayoría de los vascólogos posteriores, algunos de los cuales enemigos acérrimos de la hipótesis del vascoiberismo.

Mitxelena estuvo toda su vida muy interesado en este fenómeno de las posibles relaciones entre vasco e íbero, que como sabemos, desde el estallido de la Segunda Guerra Mundial perdió vigencia, debido entre otras causas a la revalorización de las influencias célticas en Europa. El filólogo vasco, pese a su puntualización de que las lápidas de Aquitania y algunas otras procedentes de Navarra e incluso Cataluña estaban escritas en vasco, acepta al menos que hay relaciones en ellas igualmente con el lenguaje ibérico.

Lo que no deja de ser una prueba más de la común identidad de ambas lenguas, pues significa que ni siquiera un hombre de su excelente preparación fue capaz de distinguir que aquellas lápidas eran más ibéricas que vascas. Argumento, que nosotros pensamos se defiende con la semejanza que hay en todas ellas, independientemente de que procedan del Pirineo Occidental o el Oriental. Y donde nadie hasta hoy se ha atrevido a calificar de “vascos”, los textos e inscripciones de la Cerdaña francesa o de Enserune, junto a Beziers.

Aunque eso sí, algunos han esgrimido excusas más que razones, para desvincular el vasco y el íbero: dioses célticos que no aparecen en ningún otro hallazgo, aculturaciones ocurridas por la proximidad geográfica, emigraciones transpirenaicas. Todas ellas cortinas de humo para no enfrentarse con una realidad evidente, el vascoiberismo, que en definitiva han desorientado a otros especialistas que estaba vigente desde los primeros tiempos (licenciado Poza, Guillermo Humboldt, etc.), y sufrió un abrupto retroceso después de Tovar y Mitxelena, que no por ellos, que siempre dudaron.

Osorik irakurri

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Astelehena, Iraila 30th, 2013

Antonio Arnaiz Villenak eta Jorge Alonso Garciak egindako hiztegi honetan hiru hizkuntza hauek elkartu dituzte.

Izatez ez da hiztegi etimologikoa baina Arnaizek eta Alonsok orain arte egindako ikerketatik ondorioztatu duten iberiera eta euskeraren arteko harremana ikusi daiteke hiztegi honetan.

Eskaerak

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Asteartea, Martxoa 04th, 2014

Ondorengo artikuluanJesus Rguez Ramosek iberieraren eta euskeraren arteko harremanaz idatzi du, ekiar / ekien, ebanen eta iunstir iberiar aditzak oinarri hartuta. Hauek dira amaierako ondorioak:

Hemos expuesto un posible paradigma de predicado verbal que, a partir de los tres presuntos verbos íberos ekiar / ekien (equivalente a ‘fecit’), ebanen (equivalente a ‘curavit’) y iunstir (sin interpretación clara, muy especulativamente tal vez ‘dedit’), se puede extrapolar a otros segmentos íberos de estructura morfológica similar y posición sintáctica equivalente. De ello parece deducirse que estamos ante una serie de formas que, al menos en algunos casos, tienen una funcionalidad similar a la de verbos, constituyendo núcleos de predicados verbales.

Hemos procedido posteriormente a examinar si este presunto paradigma era compatible con la hipótesis de relación genética entre el vasco y el íbero. Los resultados resultan en general positivos, quizá excesivamente positivos, tanto en el plano morfológico (por más que los casos mejor explicables son minoría en íbero), como incluso en el semántico (donde en diversos casos raíces vascas coinciden extraordinariamente bien con el significado propuesto a partir del análisis interno de las inscripciones íberas).

Sin embargo, este éxito excesivo contrasta con los problemas para extrapolarlo a otros aspectos de la lengua íbera, lo que mueve a una cierta desconfianza justificada. Pese a todo, parece un terreno digno de ulterior investigación que se irá beneficiando de los lentos pero continuos progresos que se hacen en la reconstrucción del protovasco.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Asteazkena, Otsaila 26th, 2014
Paleohispanica aldizkari berrian agertutako artikuluen artean Eduardo Orduñaren hau daukagu. Bertan, zenbaki iberriarren eta euskaldunen arteko harremanei buruz hasitako lanarekin jarraitzen du eta,  2005 eta 2011 argitaratutako artikuluen jarraipen gisa egin du azken artikulu hau. Bertan, Enseruneko berun iberriarra oinarritzat hartuta, euskeraren eta iberiarren zenbakien arteko harremana maileguaren bidez baino, genetikoa izan daitekeela diosku:

En este trabajo pondré a prueba en un caso concreto, el plomo ibérico de Ensérune (B.1.373), la hipótesis del parentesco genético entre vasco e ibérico, planteada como la mejor explicación de la coincidencia casi total entre el léxico numeral vasco y el ibérico. Además, plantearé la posibilidad de algunos préstamos léxicos del griego al ibérico, y haré unas reflexiones sobre la estructura del sistema numeral ibérico.

¿Préstamo o parentesco genético?

En un trabajo reciente me he manifestado, en contra de lo que afirmé en mi propuesta inicial, en favor de que la semejanza de los numerales léxicos con el vasco se explica por parentesco y no por préstamo. Tiene razón de Hoz  al afirmar que esta posibilidad, la preferida por Ferrer i Jané desde el primer momento, es más coherente, y es cierto que es en principio lo más probable, aunque el préstamo de todo el sistema no puede descartarse por completo, ya que sería lo normal si una de las dos lenguas tuviera un sistema numeral limitado a unas pocas unidades, o incluso inexistente.

Pero no es sólo la gran similitud entre ambos sistemas, con coincidencias casi exactas en todos sus átomos,  la que obliga a pensar en el parentesco genético: tenemos además una serie de coincidencias en la morfología nominal demasiado precisas para atribuirlas a fenómenos de área, de algunas de las cuales hablaremos aquí, además de otras coincidencias en la morfología verbal, que habrán de ser objeto de un trabajo posterior.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Larunbata, Urtarrila 25th, 2014

Lakarraren artikulua ikusita, Eduardo Orduñak artikulu berri bat egin zuen 2011n:  Los numerales_ibéricos_y_el protovasco. Bertan honako hau esan zuen, besteak beste:

Este trabajo es una réplica al artículo de Joseba Lakarra (2010), publicado en Veleia 27. Se intenta aquí demostrar que no existe incompatibilidad entre los numerales ibéricos propuestos en orduña (2005) y Ferrer i Jané (2009) y el protovasco, al menos en lo que tiene de más sólidamente establecido.

Además, algunas de las etimologías propuestas por Lakarra son altamente improbables, por implicar una formación tardía, que choca con el carácter vasco común de todos los numerales vascos.

En un artículo reciente (Lakarra, 2010), J. Lakarra ha presentado un intento de refutación de la propuesta presentada en Orduña (2005), ampliada por Ferrer i Jané (2009). Esta propuesta consistía en la identificación de una serie de elementos léxicos ibéricos como léxico numeral, y tenía como apoyo, por un lado, el parecido o casi identidad de esos elementos léxicos con algunos numerales vascos, y por otro su aparición en contextos favorables a la presencia de numerales.

La principal novedad respecto a identificaciones anteriores de léxico numeral ibérico con el vasco era la identificación de las dos decenas, abaŕ y oŕkei (respectivamente con vasco (h)amar y (h)ogei), que al combinarse con las unidades en el orden decena-unidad esperado, hacían muy remota la posibilidad de un parecido casual. Por este motivo, en mi propuesta original me limité a los numerales complejos. Poco después, en Orduña (2006, 403) propuse una nueva unidad (ilun = 3) de las tres que faltaban (1, 3 y 9), además de proponer la identificación de alguna nueva secuencia metrológico-numeral, como ota-lau (G.7.2).

Posteriormente, Ferrer i Jané2  dedicó la mayor parte de su ponencia en el Coloquio de Lisboa a mejorar y ampliar mi propuesta, fundamentando el valor propuesto para algunas unidades en datos numismáticos. En ese trabajo se recogen exhaustivamente todos los posibles numerales identificados hasta el momento (salvo ilun), incluyendo esta vez numerales simples. Además, Ferrer i Jané identifica nuevas unidades (ban y irur, que corresponderían a bat y (h)iru(r), respectivamente, y obtiene nuevos numerales complejos gracias a lecturas mejoradas de algunas inscripciones, en algún caso a partir de autopsia. Es decir, que no sólo se trata de una hipótesis infinitamente predictiva, sino que además, a pesar de la escasez de textos ibéricos aparecidos desde entonces, ya ha empezado a ser productiva.

Una característica importante de los trabajos mencionados es que, pese a las evidentes dificultades, ambos cumplen con un requerimiento tradicionalmente exigido a las comparaciones vascoibéricas, esto es, presentan indicios dentro del propio ibérico que hacen no sólo verosímil sino hasta probable el  carácter numeral  propuesto. En orduña  (2005) intenté  además justificar  la compatibilidad de los numerales propuestos con el protovasco de Michelena, que es al que, por su cronología y por la solidez de su reconstrucción, debe atenerse un iberista.

Dado que Lakarra no hace mención en su trabajo de los argumentos intraibéricos que apoyan la propuesta, me limitaré aquí a hacer algunas observaciones a los argumentos que, según él, hacen imposible una relación, sea genética o de préstamo, entre los numerales de ambas lenguas, aunque en el apartado dedicado a hogei hago algunas nuevas propuestas de numerales ibéricos. No trataré el tema del ibérico como lengua vehicular, que Lakarra presenta como hecho establecido, pese a su evidente carácter hipotético, y que tampoco supondría, a mi juicio, un obstáculo insalvable para una relación vasco-ibérica.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Ostirala, Urtarrila 24th, 2014

Lakarrak, 2005eko Eduardo Orduñaren eta Ferrer i Jane artikuluak ikusita, txosten hau prestatu zuen Javier de Hozentzat:  Nota sobre numerales (proto)vascos y comparación vasco-ibérica: 4937-18303-1-PB.

Honela laburtu zuen Josebak berak egindako artikulu hau:

Analizamos las propuestas sobre numerales vasco-ibéricos de Orduña (2005) y Ferrer i Jané (2009) desde el punto de vista de la gramática histórica vasca.
Además de la inexistencia de correspondencias vasco-ibéricas ni de reconstrucción alguna de la proto-lengua vasco-ibérica (hecho reconocido por los propios autores), las supuestas similitudes presentadas no respetan las leyes evolutivas de los sonidos vascos estudiados (aspiración y diptongos, fundamentalmente) ni su cronología.
La hipótesis del préstamo resultaba ya inverosímil ante la reducida (y lejana) extensión del territorio de habla íbera como 1.ª lengua (v. de Hoz 2009) y la inexistencia de préstamos latino-románicos inferiores a mil; ahora, además, observamos que la mayor parte de los numerales reciben explicaciones léxicas ymorfológicas intravascas satisfactorias, hecho imposible si se tratara de préstamos.
En el primer apéndice analizamos hiri ‘ciudad’, tal vez el supuesto préstamo ibérico más famoso, mostrando la debilidad de los fundamentos de tal creencia y la posibilidad de explicarlo (de manera conjunta con (h)iri ‘cerca’, desatendido habitualmente) por reconstrucción interna.
En el 2.º apéndice se reúnen una serie de notas sobre el origen de bat
‘1’ y bi ‘2’, necesariamente más especulativas que las relativas al resto de numerales.
Creemos que nuestro trabajo muestra una vez más la inverosimilitud de las hipótesis vasco-ibéricas, entendidas bien como relación genética entre ambas lenguas, bien como préstamos debidos a un contacto lingüístico significativo constatable entre ellas.
VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Osteguna, Urtarrila 23rd, 2014

Eduardo Orduñak hasitako eztabaidari jarraiki, Ferre i Janek gaian sakondu eta ondorio hauek atera zituen bere txostenean:

Si la hipótesis planteada fuese correcta, prácticamente todos los átomos del sistema de numerales ibéricos guardarían relación con sus supuestos equivalentes vascos. Tanto por el número de elementos involucrados, como por las interrelaciones que guardan entre ellos, parece razonable descartar elazar y buscar la explicación de estas coincidencias bien en el parentesco lingüístico o bien en el préstamo.

Así pues, esta hipótesis sería el argumentomás sólido que el vascoiberismo podría esgrimir a su favor, puesto que larelación de posibles cognados entre vasco e ibérico aumentaría considerablemente tanto en cantidad como en calidad.

No obstante, antes de aceptar esta alternativa, debería descartarse el préstamo, alternativa que Orduña 2005, 503, no sólo no descarta, sino que además la considera la más probable, aunque el único argumento esgrimido sea la gran proximidad entre las formas ibéricas y las vascas.

Finalmente, debo indicar que no encuentro argumentos que permitan excluir alguna de las dos alternativas planteadas, no obstante, en contra de la alternativa del préstamo cabe señalar que a pesar de que los préstamos esporádicos de átomos del sistema de numerales son relativamente frecuentes, el préstamo de todos los átomos del sistema es un hecho poco frecuente.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Asteartea, Urtarrila 21st, 2014

Paleohispanica aldizkarian, Eduardo Orduñak artikulu interesgarri bat argitaratu zuen 2005ean, iberierazko zenbakiak euskerazkoekin loturarik ote zuten galdetuz:  borste, orkei… Urte batzuk geroago beste artikulu bat idatzi zuen (laster arigitaratuko dugu) eta hor lotura handiagoa ikusten du euskeraren eta iberiaren artean).

Honela laburbildu zuen Orduñak 2005ean bere proposamena:

Resumiendo, de ser ciertas las identificaciones propuestas, tendríamos dos numerales ibéricos correspondientes a las decenas (aba´r y o´rkei, «diez» y «veinte» respectivamente), que combinados forman el numeral correspondiente al treinta, aunque sin partícula de unión en ibérico. Las demás decenas parecen formarse siguiendo un sistema decimal, por multiplicación de la unidad por 10 (al menos las decenas impares), frente al sistema vigesimal vasco.

Las decenas se unen a las unidades mediante una partícula -ke-. Como unidades tenemos laur, borst y quizás sisbi, sorse (cuatro, cinco, siete y ocho, respectivamente). Con muchas más reservas podrían mencionarse
bi(n), ´sei («dos, seis»).

No puede dejar de señalarse la coincidencia perfecta en la distribución de las sibilantes entre borste, sisbi, sorse, ´sei y sus posibles correlatos vascos bortz, zazpi, zortzi, sei, más digna de consideración por el alto número de sibilantes implicadas, y prescindiendo, por supuesto, de la africación en zortzi, para la que no hay forma de expresión en ibérico, suponiendo que existiera.

Además, la correspondencia es la esperada (<s> ibérica para la dorsal vasca, <´s> para la apical) a partir de un trabajo reciente de J. de Hoz que considera probable una oposición entre sibilantes ibéricas similar a la que existe entre <z> y <s> en vasco, dorsal y apical respectivamente.

Por lo que respecta a las vibrantes, la correspondencia también es la esperada cuando se mantiene la oposición en vasco, es decir, por lo que a numerales se refiere, en posición final. Así, aba´r corresponde a (h)amar ((h)amarr- ante vocal) y laur a laur (con vibrante simple).

La posible coincidencia de algunos numerales en vasco y en ibérico no implica en absoluto un parentesco genético entre ambas lenguas. Es mucho más probable, dada la gran proximidad entre las formas de numerales coincidentes en una y otra lengua, que se trate de préstamos léxicos, y probablemente estos se darían del ibérico al vasco, teniendo en cuenta la mayor difusión del ibérico y su carácter de lengua de cultura.

Aunque los préstamos de numerales (especialmente en números bajos) puedan parecer extraños desde la perspectiva de las lenguas indoeuropeas, no lo son tanto en otros ámbitos lingüísticos. Por ejemplo, hay préstamos de numerales bajos del árabe a otras lenguas no emparentadas, como el swahili, donde hay sita y saba (seis y siete, respectivamente).

Por otra parte, Valeri afirma en su estudio mencionado que los aspectos estructurales de los numerales quizás estén menos sujetos a la interferencia lingüística que los aspectos etimológicos y semánticos, por lo que podríamos concluir más bien la falta de parentesco genético (al menos próximo) entre vasco e ibérico, pues las notables coincidencias en la materialidad de los elementos léxicos contrastan con las diferencias estructurales, especialmente en la que parece más básica, el uso de un sistema decimal o vigesimal.

En cualquier caso, de los posibles numerales mencionados aquí, tan sólo o´rkei estaría algo más allá de lo reconstruible en proto-vasco. En los dos casos en que es posible la comprobación (laur, bors/borste) hay  coincidencia perfecta con el aquitano (por ejemplo, Bors-ei, Laur-co).

Por último, es importante señalar que las comparaciones vascoibéricas expuestas se basan, en la medida de lo posible, en datos intraibéricos. Los segmentos ibéricos que aquí se comparan con palabras vascas aparecen en ibérico combinados entre sí, y mostrando una estructura similar a la que muestran los numerales en vasco. Además aparecen en contextos que apoyan de alguna manera su consideración como numerales, por lo que sólo la escasez de los ejemplos disponibles impide llegar a conclusiones más seguras.

Orduña Eduardo numerales

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Astelehena, Urtarrila 20th, 2014

Wikipedian honela azaltzen dituzte zenbaki iberiarrak:

Argi ez dutenentzat, azken urte hauetan egon den polemikan sakonduko dugu aste honetan: harremanik ote dago euskal eta iberiar zenbakien artean?

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Asteazkena, Urtarrila 15th, 2014

Burgoseko Valdebezanako harginen hizkeran dauden euskeraren arrastoak direla eta, Ros Cubasek iruzkin hau egin zuen. Interesgarria denez, beste esparru geografiko eta laboralak aipatu dituelako, hona ekarri dugu:

Oso interesgarria. Lehenagotik ere ezagutzen genituen holakoak, harginenak ez ezik, zorroztaileenak ere. Odon Buesari egindako omenaldi liburuan Pontevedrako “arxina” eta “barallete”eneei buruzko lan xume-xume bat aurkeztu zuen Albertok Gáretek (Arabako Foru Aldundia, 1981). Hauxe dakar egileak ondorio gisa: “Las jergas profesionales tratan de ser inteligibles a los extraños a la profesión. Acuden dichas jergas para la formación de su vocabulario frecuentemente a otros idiomas”. 2004an Xuan Xosé Sanchez Vicentek “Xírigues. Lengua y vida de los artesanos asturianos ambulantes” atera zuen 2004. Aurreko lanak arreta piztua baitzidan, ez nuen erosteko dudarik izan. beste egun batean begirada bat botako diot, orain ez baitaukat eskura.

Jargoi profesionalak dira, lengoaia hauek dituzten ezaugarri guzti-guztiekin. Gáratek dio “inteligibleak” izatea dutela helburau. Lapsus bat izan zuela esango nuke, kontrakoa esan nahi zuela, alegia. Jargoi hauen ezaugarri nabari bat sekretismoa baita.

Ez dakit jargoi kategoria bereganatu zuten, baina basozainen eta ehiztarien eragina ikusi izan dut behin baino gehiagotan Santander eta Gaztelan. Ez da, beraz, populamenduz hitz egin behar, profesional ibiltariez baizik. Gure artisauei ikasitako hitzez baliatu ziren lankide kanpotarrak, beraiei ikasitakoez gureak. Villabáscones bezalako izenak badira, ordea, horren aztarna, nahiz eta dirudien, euskaldunak beti gutxiengoa osatzen zuten eta ez zioten inoiz hizkuntza propioari eutsi.

Lexikoari dagokionez, bitxia da zein ezberdin diren Bezanako hau eta Pontevedrakoa. Hitz asko dituzte antzekoak beste beste horrenbeste edo gehiago ezberdinak. Atentzioa eman dit Bezanako quicoba ‘jainko’, Pontevedrakoan Caicóo ‘jainko’ eta Caicoa ‘eliza’ bikotea. “Ur- eratorriak” deitu dituzuenak “ureta ‘ur’ eratorriak” dira guztiak, “oreta” eta “oureta” Pontevedrako kasuan. eratorri bitxiak badituzte hor ere: oretadeiro guiche ‘ibai’ eta oretadeiro gransano ‘itsaso’, eta oreteiro ‘ibai’ / oreteiro guezo ‘erreka’ zorroztaileen hizkeran. Urtea, oreta horiek, jakina, ur ‘ur’-en eratorria litzateke, besteak zeharka baino ez.

Hizkuntzalaritza historikorako baino, jargoi eta hizkuntza nahasien historia eta teoriarako dira arras interesgarriak material hauek.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)